Aikido: el arte marcial de la paz.

PazAikido: el arte marcial de la paz.

 

El Aikidō (camino de la energía y de la armonía) es un arte marcial moderno de Japón, desarrollado inicialmente por Morihei Ueshiba, entre los años de 1930 - 1969.

El aikido tiene como característica fundamental, a diferencia de otros artes marciales, la búsqueda de la no violencia, de la derrota pacífica del adversario (sin dañarle) en caso de conflicto.

El aikido es un arte marcial que propicia el crecimiento personal, promoviendo así la paz y el desarrollo pacífico del que lo practica y de la sociedad en la que vive.

La base del aikido es la canalización, la transformación de la violencia – ya sea la nuestra o la de nuestro adversario- de una manera asertiva, sin agresividad. Para el aikido, el sentirnos amenazados es el reflejo de nuestras propias inseguridades y carencias y de la falta de seguridad y confianza en nuestro potencial y poder interior.

La intención del fundador del Aikido, fue la de crear un arte marcial que integrase a la persona en todos sus aspectos:

Aspecto físico

Aspecto emocional

Aspecto energético

En caso de ser atacados, el aikido nos permitirá defendernos con firmeza y serenidad, impidiendo que el miedo o la rabia afloren y nos lleguen a dominar y siempre evitando dañar al adversario.

De hecho, el aikido no utiliza la palabra enemigo para describir al que nos ataca sino oponente o compañero "UKE". No busca la competición sino la serenidad, el crecimiento personal y la vía pacífica en la vida.

Un aikidoka (quien practica aikido) no desprecia a su oponente, al contrario le tiene el máximo respeto puesto que funciona como un espejo para nosotros. El estado físico y psíquico en el que dejamos a nuestro compañero al acabar la técnica nos indicará en qué estado estamos nosotros mismos, permitiéndonos de esta manera crecer como personas.

En Japón, el aikido representa no solo un arte marcial, sino una forma de vida. La práctica es diaria y lleva asociada una filosofía, una forma de ver la vida y las relaciones humanas basada en la paz y el crecimiento personal.

Francisco Chamorro